La Responsabilidad Civil cuando trabajamos con otros países no europeos

      Comentarios desactivados en La Responsabilidad Civil cuando trabajamos con otros países no europeos

Un error muy grave cuando no se hace un análisis de riesgos: la falta de un seguro de responsabilidad civil fuera de Europa

banderasSi tu empresa trabaja con particulares o empresas que están fuera de la Unión Europea como por ejemplo si desarrolla software o vende zapatos, es fundamental antes de exportar realizar un análisis de riesgos. Esta primera conclusión es el resultado del análisis de varias compañías que estaban realizando comercio internacional. Al analizar en profundidad la cobertura de sus pólizas actuales de Responsabilidad Civil hemos detectado una falla muy grave y es que solamente se protege a las empresas dentro de España, conforme a nuestro Derecho o indirectamente a las que reconocen nuestros tribunales.

Cualquier empresa que por ejemplo venda zapatos en Londres, además de soportar el riesgo de un tipo de cambio de una moneda diferente del €, el este caso la libra esterlina, también se obliga a cumplir las leyes de ese país. Dentro de la propia Unión  Europea existen unos procedimientos diferentes. Y unos derechos para empresas y particulares diferentes. No sea trata de, en primer lugar comunicarse en un idioma o lengua diferentes de los españoles (por cierto el castellano es la única lengua española oficial en la Unión Europea ). Se trata de la necesidad de contar con los servicios jurídicos suficientes a nuestra exposición en el país. Desde el punto de vista de los riesgos, contar con un despacho jurídico es fundamental. Saber desde el país de destino de nuestros productos o servicios cuales son los procedimientos, no sólo los litigiosos, sino los administrativos es la diferencia entre poder hacer un buen negocio o un negocio ruinoso que literalmente nos cierre la empresa.

Por parte de las empresas se entiende la necesidad de contar con la cobertura de Responsabilidad Civil, no sólo en los límites mínimos legales, sino de una protección ampliada a la reclamación. Pero se piensa que estamos sujetos solamente a los tribunales de nuestra sede social. Incluso dentro de España existen los derechos forales que pueden significar trasladar no solo de sede judicial, sino de legislación en función de la nacionalidad o residencia.