Dinero e información

      Comentarios desactivados en Dinero e información

Las dos variables siempre presentes en el negocio asegurador son por un lado el dinero y por otro la información. No hay nada más.  
Sin trucos ni engaños, sabido que el coste de un siniestro (por ejemplo un cristal roto) es X, todo lo que signifique que el cliente valore como más costoso (poner un solo cristal) cuando en realidad no se individualiza el costo, sino su suma agregada (se compran más cristales para atender otros siniestros que ocurran en las mismas fechas) supone una ganancia considerable y parte fundamental de nuestra industria actual. Además el dinero que hay que abonar, no siempre se hace al contado y dado que es un campo especialmente judicializado, los hasta hace pocos años elevados tipos de interés de demora suponían un maravilloso ingreso recurrente.
La segunda variable, la información es la responsable de que por ejemplo el seguro de decesos haya sido tan rentable para la sociedad. Todos sabemos que vivimos más años, en este caso pagamos durante mas tiempo el mismo servicio funerario que en Francia, pero a un coste muy inferior. Lamentablemente, seguimos sin ser plenamente conscientes de la importancia del Big Data en nuestros días y son contados los centros de investigación y estudio estadístico de nuestro día a día. Porque no se crean tablas de datos para tener un reflejo de que periodicamente se ha ido envejeciendo más y a que ritmo, en que lugares y a que costes. Al que debiera de ser impulsor de las bases de información de nuestos días ni está ni se le espera: la universidad. Una sociedad del siglo XXI es una sociedad del conocimiento, verdadero alma de la universidad. Lamentablemente para la universidad, hacer dejación de sus funciónes supone trasladar al ámbito privado y por ende al lucro del mercado el patrimonio de toda una sociedad.