Barcelona tendrá seguros dentales

Anunciado como un servicio público será como un seguro dental al uso

El consistorio que dirige Ada Colau ha iniciado los trámites para dotar a la ciudad condal de un servicio de asistencia pública no gratuita para sus ciudadanos y residentes de dentistas.

El objetivo pese a no tener competencia específica en prestación de servicios sanitarios que corresponde a las CC.AA., es una muestra más de las que por este motivo se denominan competencias impropias y que suponen una carga adicional a las haciendas locales y un doble gasto a sus usuarios.

La cartera de servicios odontológicos constará de los habituales de extracciones, periodoncias, limpiezas dentales, obturaciones, endodoncias, prótesis fijas y móviles, férulas y también ortodoncias.

En el proyecto publicado se barajan los 30 € por una limpieza, 55 por una obturación y 160 por una endodoncia. Comparativamente son unos precios algo más altos que los habituales. Y aunque se señala que se busca autofinanciar el coste de puesta en marcha del servicio, algo difícil en una administración que siempre está dispuesta a superar los presupuestos asignados, que los profesionales tendrán unas condiciones de calidad y acercar al sillón del dentista al 50% de la población que no acude anualmente el problema es la falta de concrección de la población que puede beneficiarse de estos precios.

El ayuntamiento no tiene previsto que sus presupuestos amparen a las familias y personas sin recursos económicos, lo que supone ignorar a «la parroquia» que sería el nicho de mercado a cubrir.

El mes de marzo se espera que sea aprobado definitivamente en pleno.